Skip to content
Atención al cliente: 948 107 425
Sistemas De Ventilación Industrial

Sistemas de ventilación industrial

Las naves industriales construidas con panel sandwich suelen ser principalmente zonas de producción y almacenamiento de materia prima, así como productos, máquinas y otros equipos, todo ello ubicado en un ambiente cerrado y con espacio limitado para su ventilación. Por ello es recomendable contar con una buena ventilación en el techo sobre la estructura de la nave con el fin de conseguir un flujo de aire adecuado. En la actualidad existen diferentes sistemas de ventilación industrial que suelen ubicarse en el tejado y que permiten que el espacio se mantenga en perfectas condiciones.

Antes de la instalación de cualquier sistema de ventilación para cubiertas, debemos conocer el volumen de la nave donde vayamos a colocarlos. Otro requisito es saber qué tipo de actividad se desarrolla y el equilibro que existe entre los caudales de entrada y salida de aire. Una vez recopilados todos estos datos podremos elegir el tipo de ventilación para tejado más conveniente para nuestras instalaciones.

Entre algunos de estos sistemas de ventilación para tejados industriales más utilizados suele diferenciarse dos tipos de ventilación: los sistemas de ventilación estática o dinámica.

Ventilación estática

La ventilación estática para naves industriales se basa en una ventilación natural de forma permanente que no consume energía. Estos sistemas de aireadores para tejados pueden ser tanto puntuales como lineales.

Ventilación puntual

Su colocación es de forma puntual o de manera individual en la cubierta y tiene como ventaja su fácil montaje sin necesidad de suspender la actividad en la empresa para su instalación. Entre los sistemas de ventilación más comunes se conocen los aireadores de tipo Venturi y los de sombrerete giratorio.

El aireador Venturi funciona principalmente mediante la aspiración constante del aire interior gracias a sus elementos internos. Por otro lado el sombrerete giratorio es muy utilizado como aireador para cubiertas, ya que a pesar de ser un sistema de ventilación estática, su fuerza eólica lo trasforma en dinámico, aprovechando el aire exterior y la diferencia de presión interior y exterior de la nave. Los sombreretes giratorios constan de tres partes destacadas como son las turbinas, cuello y base. Estas turbinas están siempre girando en la misma dirección. Dado que su funcionamiento está condicionado por la fuerza con la que sople el viento, resulta fundamental conocer la velocidad media del viento en la zona donde se vaya a instalar. 

Ventilación lineal

Este sistema, en cambio, suele ser el más utilizado en granjas y obras nuevas gracias a su fácil instalación, que permite adaptarse a cualquier tipo de cubiertas. 

Ventilación dinámica 

Otro de los sistemas de ventilación más conocido son los ventiladores dinámicos que, al contrario del ventilador estático, contienen un motor que funciona de manera constante, expulsando los humos ocasionados en el interior de la nave y permitiendo estabilizar rápidamente la temperatura interna, siendo recomendada también su instalación en espacios industriales donde los gases o humos producidos puedan resultar perjudiciales para los trabajadores.

En lugares muy cerrados y con un ambiente contaminado se recomienda la instalación de ventiladores helicoidales los cuales, mientras no estén en funcionamiento, sirven como extractores, estabilizando la temperatura y cumpliendo con la normativa reguladora de los medios ambientes de trabajo. 

¿Qué ventilación elegir para tu nave industrial? 

La instalación tanto de aireadores dinámicos para cubierta como estáticos suponen una mejora del ambiente laboral de la nave y permite cumplir con todas las reglamentaciones exigidas. 

La ventilación estática supone un importante ahorro de energía con un funcionamiento permanente y sin apenas mantenimiento. Al contrario el sistema dinámico es más eficiente, pero su instalación supone un coste mayor y precisa de revisiones y mantenimiento continuo. Como ventaja destacable en ambos casos, la instalación de uno de estos sistemas no produce ruidos molestos y son fáciles de instalar como aireadores de cubierta para cualquier tipo de edificación industrial.

¿Dónde se puede instalar los sistemas de ventilación industrial?

Antes de la instalación de cualquiera de estos sistemas debemos tener en cuenta una serie de consideraciones:

Dependiendo del diseño de la ventilación de las naves industriales es necesario determinar los sitios por los que va a salir el aire caliente, evitando la posibilidad de reingreso. Además es preciso estudiar por dónde se va a producir la entrada de aire fresco, permitiendo que llegue a los ventiladores y se expanda por toda el área.

Se recomienda la colocación de rejillas en las puertas de acceso para posibilitar el acceso de aire fresco, además del uso de extractores con aspas helicoidales colocados en puntos estratégicos con el fin de sacar el aire caliente. Por otro lado en los lugares donde pueda producirse demasiado humo se recomienda instalar un sistema de ventilación y extracción de aire ubicado en el punto de emanación.

Aunque el montaje de estos sistemas de aireación puedan resultar sencilla, lo recomendable es contar con profesionales, dado que una incorrecta instalación puede derivar en diferentes problemas como goteras, mal funcionamiento o contaminación. Además se recomienda llevar a cabo un mantenimiento regular, sobre todo en los sistemas con motor, en los que se puede acumular suciedad con el paso de los años. 

Volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de estas y la aceptación de nuestra política, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies