Saltear al contenido principal
Atención al cliente: 948 107 425
Panel Frigorífico

Construcción de cámaras frigoríficas con paneles sandwich

Las cámaras frigoríficas industriales son equipos de refrigeración de distintos tamaños en los cuales se almacenan productos perecederos con el fin de reducir o mantener a un nivel muy bajo de temperatura la mercancía, permitiendo su correcta conservación hasta su consumo. Son empleadas en diferentes sectores como el hortofrutícola, supermercados e hipermercados, hostelería y restauración, almacenes de logística o industria farmacéutica. 

Tipos de cámaras frigoríficas

Existen diferentes tipos de cámaras frigoríficas: de refrigeración, congelación, abatidores de temperatura o túneles de congelación. 

  • Cámaras de refrigeración: este tipo de cámaras frigoríficas modulares se emplea sobre todo para almacenar y guardar mercancía desde los 10º hasta los 0º (lo que se conoce como temperatura positiva), por lo que son muy utilizadas en la conservación de alimentos frescos como son el caso de la fruta y verduras, ayudando a mantener la humedad adecuada. Muy útil para negocios de hostelería, almacenes de alimentos o bebidas.
  • Cámara de congelación: en cuanto a este tipo de cámaras, su principal característica es que su rango de temperatura oscila entre los 0º y los -28º (conocidas como temperatura negativa). Se diseñan con revestimientos que favorecen la humedad atmosférica y la conservación de la temperatura. Son las más indicadas para el almacenaje de alimentos y conservación de material orgánico a bajas temperaturas.
  • Abatidores de temperatura: este sistema de congelación es algo diferente. Su principal función es reducir rápidamente la temperatura con el fin de disminuir el riesgo de contaminación y conservar el producto sin que pierda cualidades por un tiempo determinado, permitiendo mantener una atmósfera controlada. Muy empleado sobre todo en negocios de hostelería, ya que permite acelerar el enfriamiento de un alimento recién cocinado, pasando de los 90º a 3º en muy poco tiempo.
  • Túneles de congelación: se trata de equipos que funcionan con un sistema de desplazamiento y corrientes de frío intenso, ayudando a congelar de forma individual cada producto mientras se desplaza en el interior de la cámara. Puede congelar productos hasta debajo de los -30º, favoreciendo la conservación estructural del producto. Muy empleado sobre todo en la industria de alimentos, ayudando a proteger las cualidades de aquellos productos que deben desplazarse de un lugar a otro, como es el caso de las carnes o pescados. 
  • Salas blancas o limpias: se trata de un área de trabajo empleada por la industria farmacéutica, alimentaria o química donde los niveles de presión, temperatura y humedad se mantienen estrictamente controlados. En ellos se efectúan distintos procesos y operaciones de manera segura, evitando cualquier tipo de contaminación. La temperatura de estas salas se define según el tipo de actividad que se realice en ella, variando según el tipo de industria, llegando incluso a unos escasos ±0.5º.

Paneles sandwich para cámaras frigoríficas

Por lo general, las cámaras frigoríficas industriales están construidas a base de un elemento aislante, como es el panel sandwich, que se conforma por dos capas de acero prelacado cubierto en su interior por espuma aislante, bien sea poliuretano o poliisocianorato, que evita que las temperaturas traspasen de un lado al otro del elemento.

El panel sandwich para cámaras de congelación es un interesante aislante térmico gracias en parte al elevado grosor de su núcleo aislante, que suele comprender entre 120 a 200 mm, asegurando un estupendo rendimiento. En otros casos, como las cámaras de conservación, se pueden emplear un panel frigorífico más estrecho de entre 60 y 100 mm de grosor. El producto cuenta con un sistema machihembrado reforzado que ayuda a facilitar el trabajo de los operarios y a su vez previene de la aparición de filtraciones, humedad o fugas térmicas que podrían dañar el poliuretano, perdiendo sus propiedades aislantes. 

isofrozen

El uso de este tipo de paneles en cámaras congeladoras supone un importante ahorro para el cliente en gran variedad de proyectos, ya sean almacenes, mataderos, industria o centros logísticos. En todos ellos supone unas mejores prestaciones frente a otros productos similares, facilitando también su montaje y asegurando la mayor calidad al mejor precio. Además, en el caso de construir una cámara frigorífica con panel sandwich en el interior de una nave, también puede usarse panel frigorífico de fachada como cubierta sin problemas al no estar expuesto a las condiciones meteorólogas. 

El panel sandwich para la construcción de cámaras modulares de congelación está compuesto por dos chapas de acero galvanizado, prelacado y perfilado el cual protege un núcleo aislante de poliuretano expandido de alta densidad. Esta composición aumenta sus capacidades térmicas, además de todas las propiedades propias de los paneles sandwich como una elevada vida útil, excelente sellado frente a filtraciones y humedad, resistencia ante impactos o precio ajustado. 

Gracias a todas estas características podemos afirmar que los paneles frigoríficos son capaces de igualar y hasta mejorar las prestaciones de los materiales de construcción habituales.

Volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de estas y la aceptación de nuestra política, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies